La lectura es una actividad que ofrece muchos beneficios, uno de ellos es que facilita el aprendizaje, lo que te permite aprender a formar ideas, hacer comparaciones para poder establecer tu propia opinión acerca de algún tema.

Pero su alcance va más allá, porque además de ofrecer la posibilidad de adquirir conocimiento, favorece el desarrollo de la recreación y la imaginación, también es una herramienta que te ayudará a reconocer tu herencia cultural.

¿Qué es la lectura?

La lectura es el proceso a través del cual es posible decodificar un mensaje que ha sido transmitido a través de un código escrito, vale destacar que la expresión escrita tiene una cualidad valiosa, y es su perdurabilidad.

Es decir, todo el conocimiento que se encuentre en éste formato puede ser re-leído por todos los usuarios que lo deseen, por lo que puede pasar de una generación a otra, convirtiéndose en un medio de comunicación que ha perdurado por siglos.

Es por ello que es tan importante aprender a leer, de preferencia desde una temprana edad, para que puedan hacer de la lectura un hábito, y aprender a dominar el arte de la lectura, la cual no consiste en sólo en leer un libro, es comprender todos los datos que están plasmados en las páginas.

La lectura y su relación con la cultura

La lectura ha resultado ser el proceso a través del cual puedes obtener información, en especial si tienes interés acerca de la manera como se han desarrollado las diferentes civilizaciones.

A lo largo de la historia han existido personas con un profundo interés en dar a conocer la manera cómo han ocurrido algunos hechos, las consecuencias de algunas decisiones.

También es posible conocer la influencia de algunos eventos desde diferentes ángulos, como el económico, social y cultural, hasta la actualidad, y el único medio que ha hecho esta conexión posible, ha sido la relación existente entre la escritura y la lectura.

Es necesario recordar que la lectura es la base de la cultura, lo que explica que para poder avanzar como sociedad, es necesario fomentar la lectura.

Cómo fomentar la lectura

La lectura es el medio a través del cual los niños tendrán la capacidad de adquirir el desarrollo lingüístico, cognitivo y social en su vida, pero con la ayuda de sus padres o representantes, será posible hacer de la lectura un hábito agradable y enriquecedor, en lugar de una obligación.

Uno de los primeros pasos que debes hacer, es dar el ejemplo, recuerda que los niños imitan lo que ven, y en especial por lo que realizan sus padres. Incluso, puedes compartir tu lectura con ellos, no es necesario hacerlo por horas, con algunos minutos al día será suficiente.

Luego de compartir la lectura, puedes estimularlos a que participen en lo leído, que emitan sus opiniones. Vale destacar que la idea es animarlos a hacerlo, no obligarlos.

Al momento de hacer regalos a tus pequeños, es recomendable que incluyas al menos un libro, sólo necesitas hacer la elección correcta, para que sea relacionado a temas de su agrado. Esto va a ayudar a asociar la lectura con un placer y no una obligación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *